martes, 17 de febrero de 2009

Parabola del siervo que no quiso perdonar.

» Por lo cual el reino de los cielos es semajante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos. Cuando comenzò a hacer cuentas le fue presentando uno que le debía diez mil talentos. A este, como n pudo pagar, ordeno a su señor venderle, junto a su mujer e hijos y todo lo que tenia, para que s ele pagara la deuda. Entonces aquel siervo, movido a misericordia, lo soltó y le perdono la deuda.
»Pero saliendo aquel siervo, hallo a uno de sus siervos que e debía cien denarios; agarrándolos, lo ahogaba diciendo "Pagame lo que me debes".Entonces su consiervo postrandose a sus pies, le rogaba diciendo: "Ten paciencia conmigo y yo te lo pagare todo".Pero el no quiso, sino que fue y lo echo en la carcel hasta que pagara la deuda. Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entriztecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que habia pasado.Entonces, llamaàndolo su señor, le dijo: "Siervo malvado, todo aquella deuda te perdonè porque me rogaste ¿No debias tener tu tambien misericordia de ti? ".
Entonces su señor, enojado, lo entrego a los verdugos hasat que pagara todo lo que el debìa. Asi tambien mi Padre celestial de todo corazòn cada uno a su hermano ofensas.

San Mateo 18-23:35

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada